Trabajo con niños

¿Cómo trabajamos con niños?

a) Entrevista a los padres o tutores legales

Lo habitual es que no sea el niño o adolescente el que demande nuestros servicios directamente  sino los padres, familiares o profesorado, por lo que en la fase de evaluación o entrevista no es el  niño o adolescente el primero en ser valorado.

Para conocer el motivo de consulta y obtener  información significativa del desarrollo evolutivo del niño (psicomotor, cognitivo,  sensorial, afectivo, entorno, social y lenguaje) así como información de la conducta y personalidad del niño.

b) Fases en el proceso terapéutico

1. Valoración
2. ENCUADRE DEL PROBLEMA
3. ABORDAR EL PROBLEMA-OBJETIVO
4. Seguimiento

Valoración con el niño:  con los recursos disponibles (test, escalas de observación, baterías pedagógicas) valoraremos las distintas áreas, dependiendo del motivo de consulta y  la edad del alumno/a.

  • Desarrollo Cognitivo.
  • Desarrollo Psicomotor.(lateralización)
  • Desarrollo del habla y nivel de lenguaje.(proceso lecto-escritor básico, posible derivación)
  • Desarrollo Afectivo.
  • Comportamiento.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Relaciones familiares y sociales.

Contacto y valoración con el centro escolar: para completar la información y que nos proporcionen su punto de vista sobre el problema del niño , por si es necesaria una futura colaboración.

Una vez finalizada la valoración de la situación/problema se intenta explicar a los padres y si procede al niño el modelo explicativo de cuales son:

  • Los Factores/variables que intervienen en la aparición de la situación o problema.
  • Los posibles factores/variables que mantienen el problema.
  • Las variables que lo acentúan.
  • Establecer los objetivos que perseguimos.

En función del análisis de los datos obtenidos durante el periodo de valoración inicial determinaremos cuales son los objetivos a alcanzar  y exponemos  las técnicas, métodos y recursos que se van a poner en marcha para solucionar el problema. Se implicará y buscará la colaboración de los miembros de la familia, o/y centro escolar en función de las necesidades  y objetivos psicoterapéuticos planteados.

Una vez  se alcanzan los objetivos planteados en la fase diagnóstica, por medio de sesiones  mensuales intentamos mantener lo aprendido y generalizarlo en el tiempo para que el usuario sea autónomo en la gestión y enfrentamiento de su vida diaria.